• Hugo Castro

Evaluación de Laboratorio #CancerEnGuatemala #Guate_Cancer #GrupoMedicoAngeles


Alfafetroproteína (AFP): la reaparición de esta alfa globulina fetal en la vida adulta casi siempre se debe a hepatocarcinoma, aunque a veces la prueba es negativa en presencia de la enfermedad.


Antígeno de superficie de hepatitis B: en cualquier caso en que se sospecha, hepatitis viral, se debe buscar este antigeno lo más pronto posible. Un resultado positivo no sólo es de valor diangóstico, sino también debe alertar el peligro de infección de todas las personas que estén en contacto con el paciente o los que manipulen la sangre del laboratorio.


Pruebas bioquímicas:


Bilirrubina: la ictericia clínica no es evidente hasta que el nivel sérico se eleva mayor de 5 mg/dL. En la ictericia obstructiva o hepatitis, se incrementa la bilirrubina conjugada. La hiperbilirrubinemia no conjugada indica hemólisis o alteración en el transporte de la bilirrubina o del metabolismo como la enfermedad de Gilbert. El aumento en la bilirrubina plasmática no conjugada tambien se presenta en estadios iniciales y de recuperación de hepatitis aguda en la que la ictericia se debe en gran parte a la bilirrubina conjugada.


Transaminasas: la principal utilidad de estimar la actividad de estas enzimas es probar la integridad de las células hepáticas, esto ayuda a distinguir la ictericia obstructiva de la hepatocelular. Las más importantes son las AST y ALT y la actividad aumentadas un un índice muy sensible de daño hepático. Ninguna de las dos enzimas es específica para el hígado y los resultados se deben interpretar en el contexto clínico. Como la AST y ALT se encuentran en concenraciones más altas en el hígado que en otros órgnos, un aumento en su actividad es indicación especíica de daño hepático.


Tiempo de protrombina; la concentración de los factores de coagulación II, VII y X del hígado, provoca una disminución pro cuetión de días en la hepatitis aguda, y la primera fase del tiempo de protrombina da un buena guía para el diagnótico. En la ictericia obstructiva hay absorción deficiente de vitamina K que resulta en una prolongación del tiempo de protrombina.


Fosfata alcalina: está aumentada mucho más en la ictericia obstructiva que en la hepatocelular. Como la enzima se encuentra enla mayor parte de los tejidos, un incremento aislado por lo general no se debe a enfermedad hepática; la separación electroforética de las isoenzimas puede distinguir la que deriva del hueso que es la otra fuente común.


Proteínas plasmáticas: la albúmina se sintetiza sólo en el hígado. En padecimientos hepáticos crónicos, su concentración con frecuencia está abajo de lo normal y la electorforesis puede mostrar un incremento concomitante en el pico de gammaglobuina.


Otras pruebas de enfermedades hepáticas: autoanticuerpos nucleares, del músculo liso o mitocondriales pueden ser de valor diagnóstico en enfermedades crónicas; por ejemplo, los últimos son positivos en cirrosis biliar primaria.




1 visualización0 comentarios