• Hugo Castro

Tratamiento de cirugía para hepatocarcinoma




La cirugia es el único tratamiento que ofrece potencial de curación, aunque solo se logra en un pequeño porcentaje de los casos. Desafortunadamente muchos pacientes llegan en enfermedades localmente avanzados o irresecables.


Solo los pacientes con tumores únicos y pequeños tienen una probabilidad significativa de ser resecables, aunque si se escoge bien al paciente algunos tumores aun pueden ser llevados a cirugía. El encajonamiento de los vasos grandes como la porta y la vena cava inferior o los conductos biliares son criterios de inoperabilidad.


Siempre se debe intentar la resección en pacientes sin cirrosis hepátiva, en aquellos con cirrosis el papel de la cirugía en controversial debido al incremento de la mortalidad asociada a la severidad de la insuficiencia hepática. La clasificación Child's-Pugh puede utilizarse para guiar las decisiones: en aquellos clase A se puede considerar la opción quirúrgica mientras que en aquellos clase B debe ser una decisión tomada por el grupo de tratamiento y en aquellos clase C unicamente se ofrecen cuidados paliativos y la cirugía es completamente contraindicada.


Contraindicaciones de cirugía:

  1. Riesgo inminente de fallo hepático (ictericia in ausencia de obstrucción biliar)

  2. Hipoalbuminemia

  3. Ascítis

  4. Insuficiencia renal

  5. Hipoglucemia

  6. Prolongación de tiempos de protrombina o tromboplastina

  7. Enfermedad metastásica

  8. Invasión de la vena porta

  9. Presencia de otras condiciones morbidas (enfermedades pulmonares, complicaciones cardiovasculares o diabetes)

Tecnica quirurgica de la hepatectomía

https://www.youtube.com/watch?v=GWU68P2zgZw&t=3s


1 visualización0 comentarios