• Hugo Castro

Técnicas de investigación en pacientes con padecimientos hepáticos y biliares


El ultrasonido hepático y de vías biliares: puede mostrar la presencia de enfermedades hepáticas difusas como cirrosis o lesiones focales mayores de 2 cms de diámetro en el hígado. El rastreo con radioisótopos es complementario al ultrasonido ya que tal vez un procedimiento detecte lesiones omitidas por el otro. El utrasondio es el estudio inicial ideal para pacientes con ictericia ya que revela los conductos dilatados, cálculos o masas pancreáticas.


La tomografía trifásica consiste en realizar tres fases en el estudio que son la simple, arterial y portal; utilizando medio de contraste intravenoso. La fase simple consiste en realizar una toma sin el uso del contraste IV, para evaluar calcificaciones, edemas en la zona de estudio. La fase arterial y portal se realiza después de haber administrado el contraste mediante el inyector; finalmente la fase arterial evalua la irrigación temprana del órgano a estudiar y la fase portal sirve para evaluar la zona de estudio en su equilibrio arterio venos. Es un método de diagnóstico en pacientes con cirrosis e imagen característica.


En la resonancia magnética nuclear se presenta una lesión predominantemente de baja señal en las secuencias T1. Posterior a la administración intravenosa del medio de contraste puede apreciar un patrón miliar que demuestra la composición por micronódulos que se ve en el análisis histológico de la lesión. Este hallazgo puede ser particularmente llamativo en el contexto de trombosis de la vena porta de la arteria hepática.


Radiografía de abdomen: Los cálculos biliares se pueden ver en la radiografía de rutina, pero la mayoría son radiolúcidos y es necesaria la técnica de contraste de colecistografía o colangiografia (cada vez se realizan menos). Si el paciente está ictérico (coloración amarilla de la piel) es posible demostrar los conductos biliares por colangiografía percutánea transhepática con utltrasonografia, se encuentra conductos dilatados. si no etán dilatados, se pueden llenar desde abajo por cateterización a traves del endoscopio flexible -colangiopancreatografia retrógrada endoscópica (ERCP o CPRE).



1 visualización0 comentarios